Actualidad

La Vida Desigual del Campesino

Son las cuatro de la mañana y el pueblo aun duerme, el campesino de un salto está firme como soldado en el escuadrón, esto después que los gallos hicieron el canto de las tres de la mañana.

Como de costumbre ya sabe dónde están sus zapatos o botas de trabajo. Y entre la oscuridad busca intuitivamente la ropa que viene utilizando toda la semana. Enciende una vieja radiograbadora que funciona con baterías y aunque tiene muchas emisoras de la actualidad está programada en la banda AM para escuchar los programas que sonaban cuando era niño.  Hizo un fuego en el polleton para calentarse, y recalentó el café para servirse el desayuno, alimento sus perros, los animalitos movieron la cola complacidos. Minutos después se encuentran listos para salir al campo. El campesino llama a sus perros con un  silbo y esto es suficiente para que salten de alegría y salgan huyendo hacia la parcela, ¡pues otro día ha iniciado!

El campesino todos los días sale al campo pues allá es su lugar de trabajo: ¡No sabe que le espera!  Si la noche anterior fueron torrentes de lluvia, sus pies andarán humedecidos desde el amanecer hasta que termina su labor, si la noche anterior no dejo rastro de nubes, entonces el sol quemara su piel todo el día, y si las nubes oscuras llegan cargadas al medio día, recibirán la lluvia sobre sus cuerpos cansados. El frio del invierno también es cruel, y frisará los dedos que cuidan las frutas y verduras. Sus manos tendrán llagas y sus pies dolor. Los hombres entregaran su cuerpo al cuidado de los frutos que sirven para alimentar aquellos seres que no estiman el esfuerzo real del campesino ¡Todo esto para llevar el alimento diario a hogar!  Para ganar un salario diminuto. Es decir para ganar un par de monedas…

¿Cuánto gana un campesino?  Q 50.00 o Q.60.00 diarios.  Mensualmente Q1, 500.00 aproximadamente. (Hay lugares de menos paga)

Actualmente el costo total de la canasta básica en Guatemala se ha estimado en Q. 2,978.10 al mes de marzo de 2021.  El costo de la Canasta Ampliada (CA) al mes de marzo de 2021 fue de Q. 6,876.24

Toda la estadística anterior evidencia la injusticia con la que viven los guatemaltecos del campo. Los ingresos que generan bajo todas las circunstancias físicas descritas anteriormente. ¡No cubren las necesidades alimenticias!, sin mencionar los servicios básicos como; Energía eléctrica, agua, educación, salud, transporte, seguridad, etc.

Y entonces que sucede…

¿Cuándo las familias campesinas tienen un hijo enfermo?

¿Dónde queda la educación de la niñez guatemalteca?

¿Cuánta justicia hay para el campesino que labora directamente en el cultivo de las frutas y verduras? No hay justicia alguna en los oficios más importantes de la tierra. Oficio muy importante pues sin el cultivo no habría alimentos para la subsistencia, ¡es triste, es lamentable! ¡Es nuestra realidad! El campesino un empleado mal pagado.

Pero… ¿Cuándo se forma un campesino?

Un campesino se forma en la crianza de un hogar,  en la ideología de una familia, en la falta de oportunidades, en la duda sobre la educación innecesaria, en el amor por los espacios abiertos, incluso se forma como parte de la costumbre de un pueblo. ¡Y no es desafortunado! El campesino es virtuoso. Virtuoso de vivir aun en nuestros días bajo el estilo de vida para el que fuimos diseñados naturalmente. Virtuoso por tener valentía de foguearse la vida bajo el sol, y adaptarse sencillamente a la subsistencia del hombre, pues aquí hay más deleite que en la acumulación de cosas.

El campesino es noble, fatiga su cuerpo de día, y de noche no hay riqueza que quite el sueño.

Un mal hay en el campesino. ¡Olvido el valor de su labor! El hombre que caminando despide el olor de sudor después de un día en el campo, y despide olor de milpa, de tomates, de brócolis, zanahorias, lechugas o cilandro. Ese hombre debería tener salario de oligarquía.

Miserable el sistema, o miserable el gobierno por consentirse sin esfuerzo y olvidar a quienes realmente lo merecen.

¿Qué más podríamos decir al respecto? Muchas palabras en cuanto a la desigualada. Sin embargo manifiesto mi admiración sincera. Al campesino que generando 50 o 60 quetzales diarios busca llevar alimentación a su familia. ¡Para ellos mi admiración!, para el hombre que hace décadas dejo de comprar un vestuario completo por las atenciones y responsabilidades de su hogar. ¡Felicidades!

A ellos puedo llamar mis amigos, a ellos puedo llamar hombres de valor.

Ellos son la verdadera esencia del ser humano. Puros, sinceros, entregados y leales.

 

Referencias Bibliograficas

https://www.ine.gob.gt/sistema/uploads/2021/04/07/20210407181930FopQpWf6BcBWj8taVS3Q3mRKxgDsvwPe.pdf 

Fotografia:

-Lazaro Ronquillo

-Carlos Zeceña

-Rodrigo Zeceña

 Redaccion:

Jeinner Alejandro

 

¡Cuéntanos tu historia!

Contactame para saber más.

Correo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sígueme