Aventura

200 Ascensos al volcán Jumay, para hacer conciencia a la sociedad

Sin embargo, hasta que ponemos a prueba lo incontrolable que llevamos dentro y dejamos que la prudencia establezca los limites, sabremos poco acerca de lo que nos impulsa a atravesar glaciares, torrentes y subir a peligrosas alturas.  JOHN MUIR, The Mountains of California

¿Qué estas produciendo con el aliento de vida que te fue dado?

Foto: Lázaro Ronquillo. La montaña es el monumento sagrado para reencontrarse uno mismo. Aventúrate en el bosque y encuentra la sinceridad en sus brisas.

El éxito del hombre es este; vivir consciente de lo efímero de nuestra vida. Cuando logramos esta consciencia nos apresuramos a vivir al máximo. Mitigando todo aquello que nos provoca la perdida de nuestros recursos limitados. “Especialmente el tiempo”.

El pasado 15 de septiembre el montañista guatemalteco, Mario Alberto Elías Aragón originario del departamento de Jalapa. No celebró doscientos años de independencia patria, pero celebro con euforia los doscientos ascensos realizados al volcán Jumay, elevado a una altura de 2,176 msnm.

Ya sabemos, no es un tema nuevo. “A menudo la montaña es subida por personas que poseen diferentes ideales y forma de pensar” sin embargo estos ideales no deberían ser causa de división, o prejuicio ante las hazañas de montaña poco convencionales que logran hombres comunes con deseos de lograr consciencia en aquellos hombres que parecen ir desordenados por la vida.  A estos hombres debemos reconocer todo el mérito posible.

Foto: Lázaro Ronquillo. A menudo los árboles  entorpecen con su elegancia, es allí donde radica el placer en la transparencia apartado de las presunciones.

Por un tema de salud; Mario Alberto Elías Aragón había estado ausente de la montaña. Después que se había sobrepuesto todo parecía listo para volver a la normalidad. Fue entonces cuando el mundo  entro en un confinamiento que detuvo el movimiento de todo hombre sobre la faz de la tierra por la pandemia Covid-19.  Sin embargo, ¡Nada lo detuvo! Estaba determinado para aprovechar el tiempo. Para el hombre que ama el bosque, los cambios en la sociedad parecían no tener mayor auge, “Bajo ese ambiente hostil, cuando todos caían en sedentarismos al grado de perder su vida. Allí fue que surgió la inquietud del montañista Jalapaneco, “Ascender 200 veces el volcán Jumay” en un período aproximadamente de un año.

Foto. Jeinner Alejandro. Los acompañantes de la travesía no tardaron en llevarse un recuerdo de los árboles relevantes del bosque.

¿Puedes imaginar el recorrido?

200 ascensos por 6000 metros de recorrido en cada ascenso y descenso, haciendo un total de 1,200,000 metros recorridos, aproximadamente 1200 kilómetros desplazados. “Es el equivalente a recorrer toda Centroamérica caminando” ¡Impresionante! Se nos ha dado todo, Somos seres creados para estar en constante movimiento.

¿Cuánta distancias estas movilizándote diariamente?

¿Qué has hecho con tu vida, con tu cuerpo, o tu salud?

A menudo existen grandes hombres de montaña totalmente anónimos. Hablo de los campesinos que tienen la fortuna de tener las montañas como corredores de sus casas. Ellos que han desarrollado la habilidad de deslizarse con habilidad nata entre las crestas, y no solo caminan, sino también cultivan sus alimentos. A quienes han subido cientos de veces, no como un reto, sino como un estilo de vida. A ellos mire toda la humanidad y haga consciencia. “Sin tener un seguro social, o médico, sin tener clases de ética. Aprendieron a ser hospitalarios y tener gran salud”

Foto. Jeinner Alejandro. El bosque esta abierto a aquellos que le tratan con esmero, aventúrate llénate de sus caricias sinceras.

 ¿Cómo sucedió el ascenso doscientos?

Antes que el sol brillara, y el pueblo guatemalteco despierte a la realidad abrumadora que vive el país, (Corrupción, pandemia, etc.)  el protagonista de la hazaña, y un equipo de amigos de diferentes puntos del país. Se encuentran listos al pie del consentido volcán Jumay. Todos; ancianos, jóvenes, mujeres, y niños están al borde de la emoción, y quieren ser parte de presenciar el ascenso número doscientos.

Como de rutina, el grupo se desplaza con rapidez, entre la niebla, y el suelo resbaloso. Después de avanzar con un ritmo acelerado el grupo se ha dividido. Para los de paso ligero estar cerca de la cima ha llevado un tiempo menor de dos horas. Fue entonces que los acompañantes se detienen para esperar a Mario Elías que pacientemente hace cierre de la caminata. 

Foto. Jeinner Alejandro. Momento de espera para llegar en conjunto a la cumbre.

Después de esperar por minutos en el bosque de Jumay, todos los acompañantes se han reagrupado. Entonces con el mismo sentir se disponen para completar la cima.

Minutos después; todos han tocado cumbre… y a la llegada de Mario nos disponemos para brindar una ovación de aplausos y felicitaciones a nuestro amigo… Los árboles sueltan su mejor corriente de viento, el sol brilla y nos sentimos maravillados de pertenecer ha tan majestuoso país, lleno de gente de corazón noble e inquebrantable.

Foto: Roberto Morales. Momentos donde se enfatiza la necesidad existente de involucrarnos como mejores ciudadanos.

Se realizó un protocolo; Oración de cumbre, para agradecer las bondades del creador, y las enseñanzas que ha dejado la montaña.  Entonación del himno nacional en lo alto de una montaña. Entonación del himno de Jalapa, tierra que ha dado hijos predilectos, palabras de felicitación por los participantes, y se culminó con palabras de Mario Elías.

Foto: Roberto Morales Sabes que amas a tu nación cuando sin importar el lugar, has encontrado la identidad de tu gente y sus costumbres, cuando buscas preservar la flora y la fauna. Todo suelo, todo hombre.

Con palabras emocionadas dijo:

“Gracias a las personas que junto con el Club de Montañismo Jalapa nos acompañaron para completar éste proyecto, y gracias a quienes hicieron el esfuerzo de venir desde el interior para estar presentes (Guille Poiio de León, Jeinner Alejandro, Luva Tru y esposa, Lazaro Moises Ronquillo Palma).

Insto a mis compañeros Eduardo Nájera y Alberto Lucas a terminar los propios, de éste, siéntanse parte y que les sirva de motivación.

Un saludo a los hermanos de esta gran familia que desde el interior y el extranjero estuvieron pendientes de los ascensos (Stuardo Gramajo, Bernavé Quiñonez Rodriguez, Eduardo Alfredo Martinez Navichoque, Estuardo Arevalo Calderón, Ruben Araujo, Donaldo Melgar) se me escapan muchos, pero los tengo presentes. También un saludo hasta el infinito a mis compañeros de Montaña y Escalada que ya se nos adelantaron (Rayner Mayorga, Chucho Colocho; Juan Carlos Lucas Portillo, Lento; y Erick Oswaldo, Palio).

Foto: Roberto Morales Cuando hayas alcanzado la plenitud en las montañas y sientas la iluminación para descender a los valles. Entonces alza las manos.

Continúo diciendo…

"En lo personal no fue una celebración del bicentenario de Independencia de la burguesía criolla, sino más bien un día de reflexión sobre lo que nos hace falta cambiar de nuestro bello país. Desde un simple saludo de buenos días, respetar la opinión de los demás, no pasar un semáforo en rojo, no sobornar a un policía, no tirar basura, motivo a que seamos partícipes en procesos democráticos de elecciones (porque todos somos políticos). Guatemala necesita ciudadanos responsables con principios y valores, hermandad y sororidad, ciudadanos que no sean indiferentes ante las injusticias que nos oprimen constantemente. Todo radica en la educación que se inculca desde el hogar y la familia".

"Es mi deseo que el deporte sea una actividad que fortalezca nuestra condición física y mental para mantenernos saludables, pero, sobre todo, que nos ayude a ser mejores personas. Ya es momento de recuperar los espacios que nos corresponden en ciertas entidades deportivas, porque son con nuestros impuestos que funcionan, ¡nuestros impuestos!"

Foto: Mario Elías. Cuando te atreves a realizar aquello que nace en tu corazón, a menudo abran personas que encuentren identidad en lo mismo, entonces abras trazado un camino para que otros caminen por los mismos senderos. No olvides dejar una puerta abierta.

Así se expreso el hijo predilecto de Jalapa, que conquista montes, pero con su humildad a conquistado el corazón de los hombres de la climatológica de oriente.

Mario ya realizo su parte como guatemalteco… ¿Y tú que harás por Guate?

¡Guatemala somos todos!

 

Fotografías

Lázaro Ronquillo

Jeinner Alejandro

Mario Elías

 

Revisión

Mishell Ruano

 

Redacción

Jeinner Alejandro

 

 

 

 

¡Cuéntanos tu historia!

Contactame para saber más.

Correo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sígueme