Poesía

¡Hay Febrero!

Fue descendiendo de una montaña de flores

Y pequeños sicomoros,
Entre el bullicio de damas,

Y sonrisas del alma
Que brotaban como hierbas del suelo,
Cuando el sol teñía amarillento
Las hojas de los arboles

Fue al final de la montaña,
Que entendí el largo camino
Que había frente a mis ojos,
Era imponente
Hasta ese momento sintió vacío mi alma
Y se sintió perdida como ave solitaria.

La montaña aun esta fija
Sólida, inmóvil, y fiel a todos
No desprecia la luna
No desprecia el frio de las nubes
Y el viento, a veces suave, a veces fuerte.
¿Y tú?
¿A dónde fuiste, donde estás?
¿Porque aparataste mi humanidad?

Febrero es cuando contiende
El invierno y el verano,
Las flores y la hostilidad
El frio y el calor
Cuando la cantidad de amores asciende
Y el de nosotros se divide

Mi ser ya no está fijo
Como los pinos del camino,
Mi alma esta vacía sin ella
Y estoy sintiendo soledad pesada
Dolor, y deseos de sollozar al viento

Cuando mis ojos vieron
la hojarasca de los árboles,
Compartida entre ramas y el suelo,
Pajarillos anunciando la noche
Y el viento no se apiado de los sollozos sinceros
Hasta ese momento sentí vacío,
Sentí soledad
Y mi alma empezó a comprender
Que se había marchado
Y la había perdido para siempre.

¡Cuéntanos tu historia!

Contactame para saber más.

Correo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sígueme